4 indicadores de que estás saboteando tu éxito

Éste contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

El éxito depende de lo que cada profesional entienda como tal, es una visión personal, pero en general todas las perspectivas coinciden en que causa un efecto de satisfacción y felicidad. Ya lo dijo Winston Churchill: “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”.

Sin embargo, aunque Churchill señala que los fracasos no llevan sino al éxito paulatinamente, lo cierto es que hay fracasos que se pueden evitar fácilmente, porque que son causados por ti mismo.

El profesional siempre busca ser el mejor en lo que hace, pero en ocasiones él mismo es quien se frena para conseguirlo. Para detectar si te estás saboteando, existen cuatro indicadores.

Dilación, dilación

El primero es postergarlo todo. No ser efectivo y eficiente en tu trabajo es la forma más común de comenzar el sabotaje que terminará con tu carrera. Lo mínimo que se espera de ti es terminar las labores para las que se te paga, pero más allá de una visión de empleado, en una visión de negocios, el impacto es terrible, la productividad es clave para la economía de un país.

Las cifras de la OCDE revelan los países en los que la hora de trabajo promedio contribuye más al PIB. Una hora de trabajo en México contribuyó con 20.5 dólares a la economía, mientras que en Irlanda esta contribución se reflejó en un promedio de 95.5 dólares.

Todo y todos tienen la culpa

La responsabilidad es una de las habilidades soft que la plataforma de profesionales LinkedIn señala como una habilidad indispensable para tener éxito. En su último estudió detectó 30 habilidades hard y soft obligadas para el profesional exitoso y destacó que las soft se suman por medio de relaciones interpersonales y son comportamientos, actitudes y valores.

La responsabilidad es un valor indispensable, no puedes responsabilizar a los demás de tus fracasos porque este es un factor de sabotaje de alto grado de afectación para tu desempeño, así jamás aprenderás las lecciones que posteriormente te podrían impulsar a la cima.

Demasiada perfección

Nadie ni nada es perfecto. Encerrarte en que lo que haces se haga bien todo el tiempo sólo te llevará a estresarte y que no haya conclusión del proyecto. El estrés es la principal causa de baja productividad y enfermedades en los empleados.

El Instituto Nacional de Estadística reveló que el 59 por ciento de la población en México es afectada por el estrés, por lo que tratar de hacer las cosas sin errores tampoco es sano ni efectivo cuando la práctica se lleva al extremo.

Imagen: Bigstock

Descuidar a la gallina de los huevos de oro

Si tuvieras una gallina que da huevos de oro ¿qué le darías de comer? Todos responderán que lo mejor, entonces ¿por qué si tú eres quién te da el oro para sustentar tus gastos no te priorizas? La salud y el bienestar del profesional es fundamental para lograr el éxito.

Un profesional enfermo o encapsulado por sus actividades laborales, sin tiempo de recreación, jamás será creativo y por tanto, no podrá aportar innovación, un elemento que va de la mano con el éxito. Pasar tiempo libre y conocer nuevas cosas aporta al profesional el toque que lo puede diferenciar del resto.

Ver el Artículo Original

Éste contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.