Cómo gestionar las críticas y las opiniones negativas en Internet

Éste contenido pertenece al blog de Vilma Nuñez

Visita vilmanunez.com

A pesar de ser algo muy común, lo habitual es que, cuando recibimos una crítica, no sepamos encajarla bien. Y esto es algo que también me ha pasado a mí, aunque en redes sociales solo comparto y veis la parte bonita de mi negocio.

Por eso, en este post algo más personal, te comparto mi punto de vista respecto a la gestión de críticas en redes sociales, y en Internet en general. Pues yo soy de las que piensa que no voy a dejar de compartir contenido simplemente porque haya personas a las cuáles no les gusta lo que publico o sean maleducadas (e imagino que tú tampoco).

Mi opinión personal a cerca de las críticas y cómo gestionarlas [Incluye vídeo con mi caso real]
Click To Tweet

Cómo afrontar las críticas y lidiar con los trolls

Lo primero que debemos aceptar, es que hay que evitar a toda costa ser una persona negativa o vulnerable ante críticas y opiniones negativas.

Conforme vayas adquiriendo visibilidad, tendrás que lidiar con críticas de todo tipo, inclusive trolls que sólo buscarán sabotearte por “diversión”. De igual modo que ocurre con el plagio a nuestro trabajo, tema del que te hablo en este podcast que te comparto aquí -> ¿Te copian tu trabajo? Esto es lo que opino de las copias

Abre la mente y escucha de forma activa

Todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión, siempre y cuando sea de una forma educada. Solo cuando eso ocurre, es que mi equipo y yo le dedicamos tiempo y energía a ayudar a esa persona.

Siendo realistas: No somos perfectos, y no podemos esperar gustar a todos. Hay muchos otros puntos de vista aparte del nuestro.

Ten en cuenta, además, que del hecho de recibir muchas críticas se desprende una evidencia: tú o tu negocio habéis alcanzado una gran visibilidad. Y eso no deja de ser algo positivo.

Así, ante las críticas, lo primero que has de hacer es creer en ti y cambiar tu mindset (lo que te menciono como último tip de este post). Solo así serás capaz de asimilarlas adecuadamente.

Distingue ente críticas constructivas y meras ofensas

Una vez que has escuchado, y antes de dedicarle un minuto más de tu tiempo, párate a analizar cuál es la naturaleza y la intención de la que crítica que estás recibiendo. ¿Se trata de un troll o está basada en una razón con fundamento de peso?

Cuando las críticas son ofensivas, emitidas sin otra finalidad que ofender, con un tono irrespetuoso o acompañado de insultos, mi recomendación personal es no darles pie a más conversación.

Sin embargo, muchas otras críticas pueden ser constructivas e, inclusive, puede que te resulten útiles a la hora de mejorar muchos aspectos de tu negocio.

En este sentido, yo con los años he aprendido que las críticas ofensivas y el maltrato verbal suelen provenir de trolls y de personas que exigen más de lo que damos gratis, y en cambio cuando alguien te paga su actitud es muy diferente.

Por ejemplo: Cuando un cliente te deje una crítica constructiva, es cuando debes que poner especial atención, pues estamos hablando de alguien que sí ha contratado tus servicios y, por tanto, tiene fundamentos para ello. Mi consejo aquí es que te anticipes a estos posibles problemas y antes de tu deadline de entrega, comentes con tu cliente la situación, siempre con la predisposición de mejorar y solucionar cualquier posible inconveniente.

Responde con educación y un vocabulario adecuado

La escucha y la empatía son siempre necesarias, también en el ámbito profesional. El objetivo es que el crítico comprenda que hemos entendido su comentario, aunque necesitemos un tiempo para entenderlo bien y contestar adecuadamente. Esto te ayudará a digerir los argumentos y a orientar mejor tu respuesta.

Si alguna vez tienes un comentario negativo, pero sin faltas de respeto, te animo a responderlo de forma educada y descubrir por ti mismo cómo la otra persona entra en razón y valora ser respondido adecuadamente. Eso genera mucha confianza en tu marca personal y en la imagen de tu empresa, frente al resto de personas que puedan estar leyendo la conversación, y quizás ni te conozcan.

¿Cómo gestionar las críticas? Tip clave: Siempre que las críticas sean con respecto, hay conversación
Click To Tweet

Reaccionar expresándote con un vocabulario y tono adecuados, contribuye al dialogo y proyecta una imagen muy positiva. Por ejemplo, estas podrían ser buenas contestaciones:

  • “Lamento que esa sea tu opinión, pero me da que pensar”.
  • “Muchas gracias por tu comentario, nos ayudará a mejorar”.
  • “Lo analizaremos a fondo para encontrar el error”.

Quédate con la parte positiva y cambia tu mindset

Lo que no todo el mundo se para a pensar, es que detrás de las críticas pueden esconderse un sinfín de oportunidades.

La controversia, el debate y la crítica, ayudan al crecimiento personal y profesional. Y no siempre tienen que percibirse como algo negativo o perjudicial.

A partir de una crítica, se puede generar una nueva relación con una persona. Y esto no es más que solo una de las partes positivas, la cual aprendí a ver gracias al coaching y cambiar mi mentalidad con respecto a las críticas. En esta línea, te dejo por aquí otro de mis posts personales sobre -> “10 Cosas que haría si tuviera que empezar de cero”

Si la crítica es razonable, podemos aprovecharla para llevar a cabo acciones de mejora en cualquier ámbito y seguir así creciendo y mejorando. Incluso, quién sabe, puede que la crítica termine convirtiéndose en el inicio de algo positivo, de una relación comercial a largo plazo.

Algo que me ha ayudado mucho a cambiar mi mindset, es mantenerme entrenada en cuerpo y mente, para lo que practico cada mañana unos minutos de meditación con aplicaciones como Headspace, que también me ayudan a la hora de prepararme antes de una charla o conferencia.

Ejemplo real gestionando una crítica

En mi equipo, cada día invertimos cientos de dólares a mostrar anuncios publicitarios a desconocidos y, a veces, estas personas se sienten molestas por recibir este tipo de mensajes si han tenido un mal día.

Un ejemplo que te puedo poner es de un usuario que nos dejó un comentario tal que así: “Si tu pretendes vender con esto… No me quiero imaginar lo que enseñas en tus cursos….”.

¿Y cómo fue que gestioné esta crítica? Precisamente aplicando muchos de los consejos que te he compartido en este post:

  • Di una respuesta amable dentro del hilo de la conversación que se había generado con otros usuarios, del tipo “No pasa nada, simplemente se está desahogando, pues no fue mal educado dejando ningún insulto.”
  • No borré el comentario negativo y mantuve una conversación educada con este usuario, que finalmente terminó por aceptar su error y terminó por convertirse en suscriptor.

Y es que, ¿cuántas veces no te ha ocurrido que has sido íntimo amigo de una persona que al comienzo de esa relación tú no soportabas? ¿Te ha pasado? Aún así, siempre debes quedarte con la gasolina de los comentarios positivos, porque seguramente sean mucho más que los negativos, y eso es lo que te va realmente a mover a seguir adelante con lo que haces.

The post Cómo gestionar las críticas y las opiniones negativas en Internet appeared first on Vilma Núñez – Consultora Estratégica de Marketing.

Éste contenido pertenece al blog de Vilma Nuñez

Visita vilmanunez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.