Discurso y promesas ¿hasta dónde ha llegado AMLO en los primeros 100 días?

  • El presidente AMLO hizo que su marca tuviera trascendencia con el discurso y las promesas que hizo al electorado.

  • Varios analistas coinciden que el resultado de marketing político combinado con diversos factores, llevaron al presidente de México en una de las mejores marcas de 2018.

  • Andrés Manuel López Obrador realizará el 11 de marzo su primer informe por los 100 días de su gobierno.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), está por cumplir 100 días en el cargo y muchas preguntas surgen en el ámbito del marketing político, ya que la estrategia, el discurso y por supuesto los resultados generan más preguntas que respuestas.

Ya lejano está el tiempo de las campañas de 2018, cuando el entonces candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia” le hablara al electorado y tomara como eje de su discurso “combatir y terminar con la corrupción en México”.

Varios analistas coinciden que el resultado de marketing político combinado con diversos factores, llevaron al presidente de México en una de las mejores marcas de 2018.

Por un lado, señalan que su estrategia lo logró posicionar como el mejor producto vendible, ya que sus eslogans resultaron muy exitosos como: “ni Obama lo tiene”, “la esperanza de México” y la “mafia del poder”, consideradas como poderosas herramientas de su marketing político.

“Andrés Manuel ha sabido hacer valer su imagen, sus estrategas lograron llevarlo de ser el político insolente y beligerante al líder con la experiencia para gobernar un país. Sí, necesitaron 12 años para ello, pero hay una fuerte campaña de marketing”, indicó Juan Carlos Guerrero, analista político y socio fundador de la agencia Merkamorfosis.

Una clave del mandatario mexicano es hacer de un tema su posicionamiento inicial de éxito, en el lenguaje del marketing es centrarse en un tema e ir por más segmentos.

La estrategia

La marca AMLO logró llegar al electorado por llegar a través de los canales adecuados, ya que desde que contendió por primera vez por la presidencia de México en 2006, hablar sobre la mafia del poder le funcionó con las nuevas generaciones.

Al crear un movimiento, se apeló a crear “love brands” y no fanáticos, el caso de estos es hacer seguidores fieles de la marca, pero sin caer en un fanatismo querer protegerla cueste lo que cueste.

Uno de los retos para lograr que la marca AMLO se mantuviera vigente o no pasara de moda fueron los seguidores del político tabasqueño, aquellos clientes que fueron fieles, tanto así que nadie habla del partido, o de su equipo de trabajo, sino del presidente.

Esto ha logrado crear seguidores fieles hasta alcanzar Brand advocates, es decir defensores de la marca, hasta llevar a su máximo la marca del presidente.

¿Ha cumplido sus promesas?

Técnicamente, sí, ya que tan sólo en los primeros 30 días de su mandato, AMLO, comenzó a concretar 32 de los 100 compromisos asumidos en el Zócalo, mientras que por la oposición de algunos sectores a sus propuestas, falló en tener una buena relación con los poderes Judicial y Legislativo.

Entre los primeros planes, canceló las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el anuncio de la construcción del Tren Maya y el rescate del sector energético incluyeron la presentación de los planes nacionales para producir más petróleo, gas y energía eléctrica, y la venta del avión presidencial.

Por otra parte, la opción de una reforma educativa, una comisión de la verdad para el caso Iguala y no usar el avión presidencial, ni la protección del Estado Mayor Presidencial, la formalización del cierre de Los Pinos como residencia oficial y se abrió al público como Centro Cultural.

En temas legislativos, logró la reforma al artículo 108 de la Constitución a fin de que el Ejecutivo federal pueda ser juzgado como cualquier otro ciudadano, la cual no ha avanzado en el Congreso.

Dio paso a su compromiso de conformar coordinaciones de seguridad pública en todas las entidades, con la aprobación pendiente de la Guardia Nacional.

El Congreso aprobó la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, de acuerdo con el compromiso de que ningún funcionario público gane más que el jefe del Poder Ejecutivo.

Andrés Manuel López Obrador realizará el 11 de marzo su primer informe por los 100 días de su gobierno. Se realizará en los patios del Palacio Nacional después de la habitual conferencia matutina.

El éxito de las marcas es estar allí en el momento y lugar indicado. Parece que esto es lo que le ha estado pasando a la marca AMLO, la cual es conocida en todo el país y se vuelve vigente todas las mañanas cuando hablamos de las conferencias de prensa.

Sin embargo, hay dos temas muy pendientes y que serán armas de doble filo a la marca del presidente, las acciones contra la pobreza y los resultados que den el combate a la corrupción.

Ver el Artículo Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.