El cofundador de Uber y su startup secreta de “cocinas fantasmas”

Este contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

  • Travis Kalanick fue despedido de Uber luego de un escándalo relacionado con acosos

  • Lejos de la app de transporte, se dedica a desarrollar su startup Cloud Kitchens

  • El nuevo negocio de las cocinas oscuras o fantasmas

La historia pública internacional de Travis Kalanick comenzó en 2017, cuando fue expulsado de Uber, la compañía que él mismo había cofundado.

Fue echado después de una serie de escándalos relacionados con el acoso sexual. Todo empezó como una simple discusión entre un conductor de la compañía y Kalanick, pero luego se sumaron más denuncias de ex trabajadoras por prácticas sexistas.

Su mala imagen estaba arrastrando a la líder de las compañías de transporte de nueva generación y debió dar un paso al costado.

Lejos de Uber, Kalanik no sigue alejado de los negocios, nada de eso. Ahora está apostando a que las llamadas “cocinas oscuras”, “dark kitchens” o “cocinas fantasmas”, lo que muchos entienden se convertirán en la columna vertebral del mercado de entrega de alimentos en los próximos años.

Las dark kitchens son verdaderas cocinas de restaurantes ubicadas en locales sin atención al público, sólo funcionan a través de la entrega a domicilio.

La diferencia con los negocios de delivery tradicionales es que no ofrecen comidas rápidas (pizzas o hamburguesas) sino platos gourmet como los que sirve cualquier restaurante de categoría.

Uno de los que está apostando por este negocio es la compañía de reparto Deliveroo, en el Reino Unido, que tiene el respaldo de nada menos que Jeff Bezos, de Amazon.

Bigstock

El proyecto de Kalanick se llama Cloud Kitchens, una subsidiaria de City Storage Systems, propiedad del ex CEO de Uber y con sede en Los Ángeles.

La startup Kalanick recibió US$ 400 millones de fondos de Arabia Saudita, informó el Wall Street Journal.

Según Bloomberg, CloudKitchens está valorada en unos US$ 5.000.

De acuerdo con el WSJ, a través de Cloud Kitchens, Kalanick está comprando propiedades baratas en los Estados Unidos, India, China, Reino Unido y otros lugares para luego arrendarlas a quienes instalen cocinas fantasmas en el futuro.

La estrategia de Kalanick

Su esperanza es que la proximidad con áreas densamente pobladas convierta esas ubicaciones en buenos candidatos para las cocinas, o incluso para mini-almacenes de productos que la gente pagaría más sólo para que se los entreguen rápidamente.

Los inquilinos de esos espacios podrían ser chefs que quisieran probar un nuevo concepto de comida, pero no puedan o no quieran invertir fuertes sumas de dinero en abrir un restaurante tradicional.

Imagen: Pulse News Korea.

También pueden atraer a restaurantes existentes que deseen más capacidad de espacio para preparar alimentos o hacer entregas más lejos de sus ubicaciones actuales.

Otras compañías que se dedican al negocio de las cocinas fantasmas son Reef Technology, que ya recaudó más que Cloud Kitchens gracias a inversores como Vision Fund (de SoftBank); y Kitchen United, respaldada por GV, la compañía de inversiones de Alphabet.

Kalanick mantiene en secreto muchos aspectos de Cloud Kitchens y no dio nunca entrevistas para hablar sobre ese negocio.

Incluso prohíbe a sus empleados consignar que trabajan allí en sus perfiles de LinkedIn.

La nueva empresa de Kalanick ya compró competidores en todo el mundo, incluida Food Stars, en UK.

Según WSJ, ya adquirió 10 rivales y más de 100 propiedades en todo el mundo.

Sigue a @PabloPetovel

Ver el Artículo Original

Este contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.