Los Millennial no hablan sobre marcas y la culpa podría ser de Netflix

Éste contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

Desde hace algunos años son la obsesión de las marcas, pero parece que los millennial no están interesados en hablar de ellas, al menos no como solían hacerlo otras generaciones.

Así lo concluye un estudio realizado por Engagement Labs, el cual refiere que el desapego que este grupo de la población tiene de la televisión y su cercanía con las plataformas digitales son parte de la causa.

Netflix y compañía son sospechosos

De acuerdo con la firma especializada en medir el word-of-mouth de los públicos, el desinterés en la televisión convencional, ya sea de paga o abierta, se traduce en una menor exposición a anuncios comerciales.

Esto, según el estudio, lo anterior produce un efecto negativo debido a que los consumidores jóvenes hablan menos (o no hablan) sobre productos y marcas.

Entre las razones que exponen, se encuentran a que los millennial tiene una mayor preferencia por el consumo de contenidos a través de servicios de video streaming.

De acuerdo con sus resultados, los consumidores entre 13 y 20 años (que en realidad son Generación Z), pasó de un promedio de 115 conversaciones registradas en 2013, a 94.6 conversaciones para 2018. En tanto, para los consumidores de 21 a 29 años, las conversaciones bajaron de 102.3 a 93.2.

El problema es que no sólo la televisión tiene menor influencia en los jóvenes, también otros medios como los impresos, medios exteriores, ni qué decir de la radio.

Una realidad cada vez más marcada

Los millennial fueron o son para muchas marcas casi una obsesión, pero hay que reconocer que es hasta cierto punto justificada.

Veamos, actualmente hay alrededor de 2 mil 430 millones de personas a nivel global que pertenece a esta generación, de acuerdo con datos de Bloomberg y UN World Population Prospects.

Se trata de casi 35 por ciento de la población mundial y, si consideramos que tienen un potencial de consumo estimado en alrededor de los 200 mil millones de dólares, según estimaciones de Forbes, ahí tenemos la justificación.

Sin embargo, las marcas deben buscar la manera de conectar con ellos que no sea a través de los canales ‘tradicionales’. Sí, sabemos que la inversión en digital ha crecido enormidades en los últimos años, pero no se debe perder de perspectiva que el usuario-consumidor, rechaza cada vez más la publicidad intensiva o de formato largo, así que no se trata sólo de estar en estos escenarios, sino de entender el cómo llegarles sin molestarlos.

Los millennial se alejan cada vez más de la televisión y otros medios, esta es una realidad cada vez más marcada. Basta con recordar datos de The Motion Picture Association of America, los cuales refieren que los suscriptores a servicios de video streaming a nivel mundial -como Netflix, Amazon Prime Video y Hulu o HBO GO- ya superó al de clientes de televisión por cable, por primera vez.

De hecho, proyecciones de eMarketer apuntan a que al cierre de este año, más del 10 por ciento de la población mundial (cerca de 765 millones de personas) ya es usuario de un servicio de video de suscripción Over The Top (OTT) al menos una vez al mes.

Tranquilos, hay áreas de oportunidad

Estos datos nos hacen pensar que todo pasará por el terreno digital pero, como ya advertimos, los millennial, como la Generación Z rechazan la publicidad intensiva, algo que muchas marcas y servicios se aferran a seguir reproduciendo.

Para algunos especialistas el content marketing, el native advertising y el product placement serán los formatos que más crecerán en los próximos años.

Pero, esto no quiere decir que las marcas se olviden de los canales tradicionales, recordemos que hay otras generaciones, y así lo apunta el estudio que contamos al inicio de la nota.

De acuerdo con la información de Engagement Labs, hay un aumento en las conversaciones entre los consumidores mayores. Es decir, para los espectadores que tienen entre 30 y 39 años (más Xennials), el promedio creció a 80.3 (el anterior era de 73.3).

Los generación X y baby boomer también tienen una tendencia similar: quienes tienen entre 40 y 49 años su promedio de conversaciones sobre marcas creció hasta 66 desde 62; en tanto, entre quienes tienen de 50 a 59 años, su promedio creció al 61.3 (de 57.4), mientras que quienes tienen entre 60 y 69 pasó a 53.9, desde 51.4.

Esto quiere decir que para las marcas hay un área de oportunidad, se trata de generaciones que tienen un alto poder adquisitivo, la primera pasa por su periodo de mayor madures laboral y familias (en un alto porcentaje) que tienen necesidades específicas; mientras que también se ha hablado mucho del consumidor Baby Boomer como esencial para el éxito de cualquier negocio.

Ver el Artículo Original

Éste contenido pertenece a merca20.com

Para ver más de su contenido visita merca20.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.