Nuevo sistema de recarga cargaría una batería en 10 milisegundos

sistema de recarga

Hoy en día podemos decir que los smartphones son “la sangre” de la sociedad moderna, ya que estos dispositivos nos mantienen conectados con nuestro círculo de amigos, al igual que facilitan las tareas del día a día. Sin embargo, a pesar de las constantes mejoras y avances de los fabricantes de estos dispositivos, todos ellos comparten el mismo problema: la duración de su batería. De allí que varias compañías han intentado desarrollar un sistema de recarga rápido y eficaz  

En un nuevo intento por ofrecer una solución, un grupo de investigadores de nanomateriales de la Drexel University se encuentra trabajando en la creación de un nuevo sistema de recarga que permita cargar estos dispositivo en milisegundos.

La clave para este nuevo sistema de recarga es el compuesto MXene, un material de dos dimensiones que consta de dos partes: un hidrogel (un gel con componentes de agua líquida) y un óxido metálico. Estos materiales al unirse, forman un nuevo compuesto lo suficientemente denso para bloquear la radiación y filtrar el agua, así lo demostró este grupo de científicos en el 2011. Otra característica importante de este material es que es muy conductivo, convirtiéndolo en  el candidato perfecto para la fabricación de membranas de baterías.

sistema de recarga

Este nuevo compuesto permite optimizar el flujo de electrodos en su interior, lo que facilita la carga de iones llamados “sitios redox activos”, al igual que permite que el número de puertos que posea una batería sea directamente proporcional con la cantidad de carga que puede almacenar.

A diferencia de las membranas de las baterías de hoy en día, las cuales poseen caminos limitados para que los iones lleguen a estos puertos, MXene crea múltiples caminos para que los iones puedan desplazarse, disminuyendo así el tiempo de carga de estas baterías.

“En las baterías tradicionales los iones tienen un camino difícil para llegar a estos puertos de almacenamiento, lo cual no sólo atrasa todo este proceso, sino que también crea una situación donde muy pocos de estos iones alcanzan su destino”, comenta María Lukatskaya, una de las investigadoras de este proyecto. “La arquitectura de electrodos ideal sería donde ellos puedan llegar a estos puertos rápidamente a través de múltiples vías en vez de que estos usen sólo un camino. Nuestro diseño de electrodos microporoso cumple este objetivo, lo cual permite que estas baterías puedan ser recargadas en menos tiempo”, agregó.

sistema de recarga

Este nuevo sistema de recarga podría permitir que estas nuevas baterías puedan ser recargadas en “10 milisegundos” en vez de minutos y horas. Por su parte, Yuri Gogotsi, un profesor de Ciencia Marcial e Ingeniería, comenta que la aplicación de este nuevo sistema MXene en el mundo real, podría dar paso a la fabricación de mejores baterías para laptops y autos. “Si comenzamos a usar estos materiales seríamos capaces de fabricar baterías que funcionen mucho mejor”, comenta Gogotsi.

Sin embargo, cabe destacar que este sistema de recarga, en la actualidad, aún no es comercialmente viable, por lo que Gogotsi sugiere que estamos a unos tres años para que se comiencen a fabricar estas nuevas baterías de forma masiva, a pesar del compromiso de este grupo de científicos por encontrar nuevas aplicaciones para esta tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.