Todo lo que debemos saber sobre el Reglamento de Privacidad Electrónica

//Todo lo que debemos saber sobre el Reglamento de Privacidad Electrónica

Todo lo que debemos saber sobre el Reglamento de Privacidad Electrónica

La privacidad según la RAE es el “Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión”. Esta definición es importante presentarla ya que desde hace algún tiempo a esta fecha, o mejor dicho, desde que Facebook y Google se encuentran recopilando nuestros datos a su antojo, parece que han olvidado la importancia de esta definición, que es parte primordial de General Data Protection Regulación (GDPR en sus siglas en inglés).

El nuevo reglamento de Privacidad Electrónica GDPR entró en rigor hace dos años, y desde esa fecha estas empresas han contado con el suficiente tiempo para adaptarse a las nuevas normativas que desde el pasado 25 de mayo se aplican en el territorio europeo, es por ello que muchos usuarios no han parado de recibir emails que les recomiendan revisar los nuevos términos del servicio, si desean continuar haciendo uso de ellos.

¿Qué originó este nuevo reglamento?

Un alto porcentaje de las compañías tecnológicas por no decir todas, tienen sus sedes principales en Estados Unidos, país en donde la palabra privacidad aparentemente ha desaparecido del diccionario en los últimos años. Pese a esto, la Unión Europea, que parece tener una cruzada en contra de las empresas tecnológicas, que en su mayoría casualmente son norteamericanas, siempre le ha dado un valor significativo a este término. El nuevo reglamento de Privacidad Electrónica GDPR nace a solicitud de las mismas empresas tecnológicas, debido a que en cada país en donde se ofrecen sus servicios tienen normativas diferentes.

Es por ello, que con el nuevo reglamento de Privacidad Electrónica GDPR, todas las empresas que ofrezcan servicios en la Unión Europea deben regirse por esta normativa  si no desean recibir fuertes sanciones económicas. Esto no quiere decir que cada país no pueda tener sus anexos con este nuevo reglamento, el anexo únicamente puede complementar u ofrecer mayores detalles, ya que el nuevo reglamento jamás debe contradecirse o anular su funcionamiento.

¿Qué es?

Las primeras directivas europeas con relación a la protección de datos en comunicaciones electrónicas datan desde mediados de los años 90’s tiempo en que inició la era digital hasta la que conocemos actualmente. Era necesario una actualización de los términos que restrinjan el uso y acceso de los datos que las empresas pueden recopilar de sus usuarios. A través de los años, estas normativas, han quedado obsoletas, permitiendo a muchas empresas hacer lo que mejor les pareciera con estos datos, dejando a un segundo plano la ética para tener más beneficios.

El nuevo reglamento de Privacidad Electrónica GDPR nace como un medio para que los usuarios tengan un mayor control acerca de los datos privados que ofrecen o que estas empresas recopilan, y así no sólo tener acceso a ellos de una manera más fácil y rápida y poder borrarlos cuando así lo deseen, para evitar que se sigan difundiendo estos datos. Por otra parte,  esta ley de igual manera beneficia a las empresas, ya que les permite ofrecer sus servicios dentro de un entorno más seguro y poder recobrar la confianza perdida de los últimos años.

El nuevo reglamento de Privacidad Electrónica GDPR afecta por igual tanto a empresas como a instituciones que recopilan información y que hagan uso de estos datos personales de ciudadanos de la Unión Europea, de esta manera cualquier empresa que desee prestar sus servicios en el territorio europeo, no puede violar el nuevo reglamento De Privacidad Electrónica. En este sentido, algunas empresas y Apps anunciaron su cese en la Unión Europea, afirmando sin mayores especificaciones que no pueden adaptarse a dicho reglamento.

¿Cuáles son las sanciones por incumplir el nuevo GDPR?

Las sanciones por violar el nuevo reglamento de Privacidad Electrónica pueden llegar a los 20 millones de euros o el equivalente al 4% del ingreso anual de la empresa en cuestión. Pero estas no son las únicas sanciones, ya que dependiendo de la gravedad de la falta, puede aplicarse sanciones del 2% del ingreso bruto anual. El mayor problema, es que dichas multas es dinero suelto para grandes empresas como Facebook, quien gana mucho más comercializando con los datos de sus usuarios que tratando de cumplir con dichos términos.

Para tener una idea de la importancia del nuevo reglamento de Privacidad Electrónica para las empresas tecnológicas, basta con ver en Estados Unidos así como en los demás países donde la empresa de Mark Zuckerberg ofrece sus servicios de Facebook, no tiene pensado modificar los términos por otros similares a los que indica la Unión Europea.

¿Cómo afecta el GDPR a los usuarios?

El nuevo reglamento de Privacidad Electrónica brinda derechos digitales, algo que de momento no existía. Estos derechos permiten al usuario conocer en todo momento qué uso dan las empresas a los datos recopilados o de cuáles ya dispone, que son nuestros, no de ellos, permitiendo borrarlos en el momento en que el usuario lo considere pertinente o necesite hacerlo. Por su parte, los usuarios menores de 16 años tienen serios problemas con relación a este reglamento, ya que en ningún momento pueden dar consentimiento de manera unilateral al uso que dan a estos datos, teniendo que estar bajo la supervisión de sus padres o tutores.

Otra característica que llega con este nuevo reglamento, es que el usuario podrá leer las condiciones del servicio sin tener que hacer click en cada enlace, tal como sucede con Facebook, además de no entender gran parte del contenido del mismo. Todos los términos de servicio deben ser de fácil acceso y comprensión, para que el usuario pueda comprenderlos.

Una sección que ha llamado la atención dentro de este reglamento es lo referente a la portabilidad (pág.13 Nuevas oportunidades, nuevas obligaciones), en donde las personas pueden solicitar acceso a los datos personales y accesibilidad al formato. Estos datos deben ser proporcionados a través de un dispositivo común y legible por máquina formato. Por lo que se hace necesario dar un recorrido por cada uno de los capítulos del nuevo reglamento de Privacidad Electrónica para conocer todo lo que implica esta ley para el continente europeo, que de momento están disponibles para su descarga en inglés.

2018-05-30T15:57:32+00:00mayo 30th, 2018|